jueves, noviembre 20, 2008

¿Premio?

Estos días se está hablando mucho del sorteo que va a hacer la discoteca Pacha entre sus clientas: una operación de pecho. Yo me preguntó: ¿es un premio?. No veo como meterse en un quirófano sin necesidad alguna puede ser un premio. Entras a un sitio de donde tienes el riesgo de no salir ( hay demasiados casos de muertes en operaciones de cirujía estética ) simplemente para que las tetas te pesen más. Pues no lo entiendo.

Y lo peor del caso, es con estos comportamientos se tira por la borda el trabajo de muchas personas en su lucha contra los estereotipos, como la pasarela Cibeles controlando la salud de las modelos y estableciendo un peso mínimo.

¿Estamos educando bien? Me parece lamentable que algo tan serio como una operación, se este usando como premio, me da igual que sea en un sorteo o por haber cumplido los 18 años. ¿Y si pasa algo en quirófano? ¿Podría vivir un padre sabiendo que ha mandado a su hija a morir en el quirófano por un complejo pasajero producido por la edad y las televisiones? ¿Podría ser juzgado el director de la discoteca si pasa algo?

Yo soy gordo, la tengo normal tirando a pequeña, y mis piernas me parecen horrendas, pero nunca jamás se me ha pasado por la cabeza pasar por un quirófano para estar más guapo. ¿Más guapo para quién? ¿para la sociedad? Que les den por saco, yo estoy sano y a mi novia le gusto, no necesito estar como dice la gente que tengo que estar. Y si, me gustaría pesar 10 o 15 kilos menos, pero para eso hago deporte y voy al gimnasio. Y si no lo consigo, pues tendré que aceptar que mi cuerpo está hecho para ser así y punto. Prefiero una buena salud a un buen físico.

9 comentarios:

Nialir dijo...

Pues a mí no me parece tan mal... que vayan las que quieran operarse, las que no, no (o que vayan y no participen...) Nadie está obligando a nadie a operarse, es una decisión libre y, además, sé de buena tinta que los médicos que van a operar informan mil veces de los riesgos que existen y de todas las cosas que pueden salir mal (que son muchas).
Cada uno lucha contra sus complejos como puede...

drakul dijo...

Estoy de acuerdo con Nialir. Si alguien se siente mal con su cuerpo, tiene todo el derecho del mundo a intentar cambiarlo. Algunos tratamos de hacerlo con ayuda del deporte. Otros se valen de técnicas quirúrgicas.¿Qué hay de malo en ello? Si la discoteca regalara 10.000€ y el ganador se los gastara en una liposucción, ¿también nos parecería mal?

Por estética viven los gimnasios y los cirujanos plásticos... pero también los ortodoncistas, amancio ortega, los peluqueros y las esteticienes.

Yo desde luego (creo que) nunca recurriría al bisturí para 'arreglarme', pero cada cual es muy libre de hacer lo que quiera.

ertxo dijo...

El deporte no tiene nada que ver, porque es algo muy sano y recomendable y no siempre se usa para adelgazar. Conozco gente que hace mucho deporte y sigue teniendo kilos de más.

Y no, no es lo mismo dar un premio en metálico y que luego se lo gaste en eso, porque regalando la operación estás haciendo ver a las chicas jovenes que lo bueno es tener buen pecho, porque si no, no vas a gustar a los tíos.

No véis el fondo de la cuestión, que es que en vez de luchar para que la gente olvide los complejos, creados en su inmensa mayoría por la sociedad, se les incita a operar para solucionarlo con todos los riesgos que conlleva. ¿Qué necesidad hay de meterse en un quirófano donde se puede perder la vida, porque un complejo que está sólo en la mente?

Así van los jóvenes de hoy en día, que en vez que querer sacarse el carnet a los 18, quieren operarse las tetas para ser las más guays del "insti".

Nialir dijo...

Yo sigo sin estar de acuerdo. Es cierto que operarse conlleva un riesgo, pero también es cierto que nadie se opera así a la ligera, por muy seguro que se esté, también se da mil vueltas a todo lo que puede pasar antes y después del quirófano. Realmente el riesgo de muerte es muy pequeño (si la operación la hace un cirujano de verdad, no en una clínica clandestina...) pero las secuelas tanto físicas como psicológicas pueden ser muchas, así que te aseguro que no es algo que se tome a risa, ni siquiera la ganadora de un premio como ese.
Y vale, de acuerdo con que los complejos los crea la sociedad, pero si eso acaba comiendo la moral a quien los sufre, a ver cómo luchas contra eso cuando se ve que con una operación puedes acabar de un plumazo con ellos.
Además, creo que nadie está diciendo que sólo puedas gustar a los tíos si tienes buen pecho (para gustos hay colores). También influye la autoestima de quien se opera. Aunque gustes a los tíos con poco pecho puedes no gustarte a ti misma y eso pasa muy a menudo, lo sé por experiencia.

Hala, rollo al canto, jejeje

ertxo dijo...

¿De verdad crees que una chica de 18 años sabe los riesgos que corre? ¿No crees que lo que de verdad les mueve es ser la "guay" de clase o la que más liga? ¿No crees que habrá muchas que con el tiempo se arrepentiran?

Para mi lo más importante es ser natural, aceptarse como somos y punto. La naturalidad es lo único que tenemos que nadie nos puede quitar, y si nosotros mismos la estropeamos... A mi dame chicas reales, con algo donde agarrar. No me gustan las chicas de plástico.
Y ojo, que hay operaciones que son necesarias, pero la mayoría no. Chicas de 50 kilos con una 120 de pecho, está claro que necesitan esa operación, pero por salud, para no acabar con problemas de espalda, o la gente que tiene el tabique desviado y no puede respirar.

Te aseguro que se de lo que hablo, y para mi la cirugía estética no es más un negocio en el que te venden la moto de sentirte mejor y no se cuantas chorradas, para que dejes bien de euros. Otro negocio, que por desgracia es muy fácil de vender.

Allá cada cual con sus principios.

Nialir dijo...

Pues no sé una de 18... una de 20 sí sé que es consciente de los riesgos que corre y también sé de lo que hablo. Seguramente la motivación no es ser "guay" porque la época de las hormonas alborotadas ya la pasó, pero habrá más motivos, digo yo.

Igual la cirugía también esnecesaria si el problema es psicológico. Cuando llevas años tratando de aceptarte como eres y no lo logras por más que lo intentes y gracias a una operación estás mucho mejor, sobre todo respecto a la autoestima, igual compensa pasar un rato en el quirófano y un par de días de postoperatorio. Hasta la Seguridad Social cubre algunas operaciones por este motivo.

Y a mí también me gusta la naturalidad, pero me importa más la autoestima y la seguridad en una misma que se puede ganar gracias a una operación.


(Cómo me gusta llevarte la contraria, navarrico :P)

ertxo dijo...

Yo tengo un montón de complejos, pero muchos, muchos ¿eh? Y sin embargo, nunca se me pasará por la cabeza operarme. Lo que hago es fijarme en lo que tengo bueno. ¿Por qué siempre miramos lo malo? Vale que me sobran 15 kilos, pero sin embargo no cambio mis ojos por los de nadie en el mundo, y me encanta mi espalda, y mi nariz. Mis piernas me parece horribles, ¿y? Tengo otras cosas que compensan todo eso. Aceptarse hay veces que es complicado, yo lo he pasado muy mal por estos temas, sobre todo de joven, pero con el tiempo te vas dando cuenta de lo que importa realmente y aprendes a fijarte en lo bueno e incluso reirte de lo malo.

Se que te gusta llevarme la contraria, se que te gusto ;)

Nialir dijo...

Admiro tu fuerza para aceptarte... otras no lo conseguimos y optamos por otra solución =)



¿Tanto se me nota que me gustas? jajajajajjaa... tendré que cambiar de estrategia :P

drakul dijo...

¿Te gusta tu espalda? Jodo, que raro eres, maño... A la gente le suele gustar sus ojos, su nariz, su boca, sus manos... pero la espalda???