lunes, febrero 09, 2009

Desterrado

Ocupa poco, tiene un punto estético y no requiere más mantenimiento que un cambio de pila cada 14 millones de años, pero a pesar de todo esto, los relojes de muñeca cada vez se ven menos.

Yo he llegado a tener 3 relojes que me los iba turnando porque me gustaban todos. Tuve uno, que perdi en el patio del colegio, y me gustaba tanto que me compré el mismo otra vez y todavía lo tengo por casa.

Pero claro, todo esto ha cambiado con la era "móvil". Ahora, cada vez que preguntas la hora a la gente, se echan la mano al "celular" ( como lo llaman en américa ) y te la dan. ¿Dónde están los relojes? Todavía se siguen usando, pero cada vez menos y desde luego su función es cada más como complemente estético que como informador.

Los tiempos cambian.

3 comentarios:

El antihéroe dijo...

No estoy del todo de acuerdo. En Decathlon vendemos montones de relojes y no es por estética. Para cuando curras, para cuando sales a correr o hacer deporta -nadar, que es malísimo para los relojes-. Otra cosa es que a la gente le mole enseñar el "celular".

Yuck dijo...

Pues yo no uso reloj desde que se me peto la correa del ultimo...Tengo un casio digital del de toda la vida para ir al gimnasio y controlar los tiempos entre series, y el pulsometro para correr-nadar-andar en bici, pero nada más.

drakul dijo...

Si pudiera hablar por el reloj, dejaría el movil en casa. Pero como no puedo, lo que dejo es el reloj.

Por cierto, hay gente con pelucos de medio kilo que también les mola enseñarlos.