domingo, febrero 25, 2007

Pequeños placeres (1)

Ayer pude disfrutar de uno de los mejores placeres que hay en el mundo. Algo tan simple como poder desayunar y volver a meterte en la cama. No tiene precio. Desayunar tranquilo, sin prisas, sin mirar el reloj y sabiendo que después tienes toda la mañana para hacer lo que quieras, incluido poder volver a la cama a dormir un ratico más.

Poco a poco ire poniendo más pequeños placeres, porque estas pequeñas cosas son las que nos hacen disfrutar la vida.

Saludos a todos, me vuelvo a la cama.

7 comentarios:

Yuck dijo...

Pues yo prefiero dormir hasta tarde y luego ya desayunare, pa ke partir el sueño x la mitad

Anónimo dijo...

Mejor que dormir, dormitar. Pegarte en la cama toda la mañana medio dormido medio despierto, calentito entre las mantas, abriendo un ojo de vez en cuando para asegurarte de que sigue siendo de día y no has enpalmado la mañana con el ocaso, y saber que te levantaras para comer... si te levantas.

ertxo dijo...

Joder maja, tu si que sabes. A eso mismo me refiero. no me digais que no es un placer de la leche, jeje

drakul dijo...

Huy, el anonimo era yo... se me debio olvidar poner el nombre jeje

ertxo dijo...

por la forma tan correcta de escribir, pensaba que eras alguna de nuestras chicas, jeje

drakul dijo...

Y lo de 'medio dormidO medio despiertO', 'calentitO', no te decía nada?

:@

ertxo dijo...

se puede usar el masculino como generico, asi que eso no me dice nada. :P