martes, enero 02, 2007

Un buen comienzo



Esta vez no hubo lugar para gastrointeritis inoportunas y la nochevieja fue realmente buena. Aunque a pesar de ser una de las mejores de los últimos años, fue una noche muy rara. Empezó en el O´connors con Bárbara, Iñigo, Caste, Mikel, Iki, Osacar.... y acabó volviendo a casa con Cristina. Durante la noche, gente que apreció, gente que se perdió, y mucho mucho bombay azul. Pero ya fuese con unos o con otros en uno u otro bar, me lo pasé realmente bien. Se nota que tenía ganas de empezar bien el año y así fue.

La verdad es que la noche se me hizo corta, pero me quede solo, aparecieron las Cristinas, y fue imposible convercerlas para ir a desayunar, así que como buen caballero, las acompañe a casa y me fui a dormir.

El año pasado empecé el año fatal y ha sido un mal año, así que espero que este año vaya en función de lo bien que me lo pasé durante toda la noche.

2 comentarios:

paperboy dijo...

Qué guapo sales en la foto, Ertxo... qué raro que la Cristina esa no hubiese querido nada contigo. En fin, que sea como dices, empezar bien el año, con ganas y con espíritu positivo.
Feliz Año.

el ingles exiliado dijo...

vaya cuadrilla de borrachuzos.

Feliz 2007, Ertxo