jueves, noviembre 16, 2006

Un descanso

Antes de empezar a trabajar, los amigos del gimnasio me decían que seguro que no me verían tanto por allí porque estaría cansado y no me apetecería ir, pero se equivocaban. Ahora después del tajo, todos los días cojo el bolso y me piro a ratico de descanso del día. Ya se que podéis pensar que el gimnasio no es precisamente un descanso, pero para mi es el mejor rato del día. Estoy agusto, hago ejercicio y tengo un rato para hablar con los amigos y no pensar en nada. Así que mientras el cuerpo me deje, seguire yendo al mi pequeño rato de desconexión del día. Por cierto, os lo recomiendo, porque no veas le agusto que se coge la cama después de una buena paliza de pesas y bici.

4 comentarios:

Fran dijo...

Asi que a los amigos del gimnasio los ves todos los dias... Y AL RESTO QUE NOS DEN POR EL CULO, NO??? Xq desde que curras no se te ve el pelo, no me haces visitas, te vas con otros al cine... YA NO ME QUIERES COMO ANTES!!! Ainsss, me voy a llorar las penas bajo un sauce llorón... A VER SI VIENE UN LEÑADOR Y ME ALEGRA EL CUERPO!!! jajaja
P.D: Me alegro que te desahogues en el gim... ;)

Yuck dijo...

Jaja, yo ahora a ver si vuelvo a empezar a ir, ke el verano me ha kitao. Yo ahora me desahogo haciendo kick-boxing, creeme ke resulta mas que las pesas, jaja. Saludos

ertxo dijo...

eso del kick-boxing tiene q estar muy bien, pero con esta rodilla q tengo... casi q paso :P

Yuck dijo...

Si, la verdad q 1 poco arriesgao, jaja. A ver cuanto me duran a mi las mias