martes, abril 29, 2008

Noches

Ayer me eche a dormir y me di cuenta lo que me ha cambiado la vida en poco tiempo. Hace un año, cada vez que me metía a la cama empezaba a pensar en muchas cosas y todas complicadas. Problemas en el trabajo, amores frustrados, lesiones de rodilla... Lo más normal era irme a dormir y acabar pensando en la misma persona, haciendo de la hora de dormir mi pequeña tortura diaria.

Sin embargo ahora todo ha cambiado. Después de hablar un ratico con Alicia, me echo a dormir y pienso en lo feliz que estoy con ella. Otros muchos días me echo a la cama visualizando técnicas de aikido con o sin armas. Ya no tengo nada en la cabeza que me complique el sueño, sino todo lo contrario, me vuelve a gustar el rato antes de dormir porque tengo tiempo para pensar en lo que me gusta y en lo que me da la gana.

Siempre empiezas el año diciendo que va a ser tu año, pero ni en mis mejores sueños me imaginaba que pudiese ser tan bueno como esta siendo este.

Gracias a todos los que lo he estáis haciendo posible, y sobre a ti cariño, que me has devuelto la alegría.

5 comentarios:

Trichín dijo...

de nada nene, para eso estoy y para mucho más... jejeje

ertxo dijo...

Mil gracias cariño.

Y mejórete de la garganta, que no es plan de estar malica.

drakul dijo...

que me sube el azucar... :D

ertxo dijo...

el azucar o la envidia?

Yuck dijo...

La verdad es que este blog molaba mas cuando no hacias mas que llorar y contar penas (más frecuentemente tambien, todo hay que decirlo). Y no es envidia, que me alegro por ti, pero tio, dale vidilla a esto.