lunes, diciembre 03, 2007

Otro sueño, y van...

Hacía frío, pero en mitad de la playa había una hoguera donde poder calentarse. Ella se abrazó a mí buscando calor. Apoyó su cabeza en mi pecho, apretando más fuerte. De repente, sus labios subieron para besar suavemente mi cuello. Al principio me asusté un poco, pero luego me dejé llevar. Sus besos me hicieron sentir muy bien. Pero de repente, su boca subió lentamente hasta encontrarse con la mía. Fue un beso muy intenso, demasiado. Nos despedimos, pero estaba claro que eso había sido sólo el principio.

7 comentarios:

-Antonio- dijo...

Siempre he sabido que eras un romántico empedernido ;-P

ertxo dijo...

po zi, pero que le vamos a hacer...

Yuck dijo...

Como andamos...exate una novia pero ya!!

ertxo dijo...

joe, consigueme una, que no es tan fácil

Yuck dijo...

Si, no te preocupes, una de las 10 que rechazo yo cada dia...

San Fernando dijo...

En realidad crees en el celibato como forma de vida.
Sigue igual y sigue escribiendo, puede que la falta de ello te de alas para escribir.

diabético dijo...

Buf!! Creo que he tenido una subida de azúcar...