lunes, julio 09, 2007

Visita pucelana

Estas reventado, llevas tres días de juerga y desenfreno y te das cuenta de que aún quedan 5 noches más, seis para los suicidas que también salen el día 14 después del pobre de mi.

Ayer fue una noche especial en lo que va de fiestas. Después de la tradicional cena con los colegas, y ver los fuegos pusimos rumbo a "lo viejo" para seguir con la fiesta. Hablando con un amigo, un tal Iñigo ,que igual os suena de algo, quedamos a eso de la una y media en una peña y el se encargaba de los invitados pucelanos. Entre meneito y meneito aparecieron todos y nos dimos los tradicionales abrazos entre hombres bien machos. Se acabó la tregua, a partir de entonces un sin cesar de katxis iban saliendo de las barras para alimentar las gargantas pucelanas y pamplonicas sedientas y resecas de reir contándo historias mutuamente. Entre carcajada y carcajada, la vista se nos iba un poco hacía algun pantalón un poco prieto, o hacía un buen escote porque en sanfermines otra cosa no habrá, pero tías buenas a patadas.

Visitamos a una amiga que esta trabajando estos días detrás de la barra y seguimos a lo nuestro, katxis y más katxis. En medio de nuestro peregrinaje entre santuarios ( vease peñas ) nos encontramos de todo: gente que te quiere vendar hasta a su madre por 2€, borrachos pegándose o a punto de ella, y lo más normal, gente diviertiendose como sólo se puede hacer en sanfermines.

A las 6 de la mañana la espalda de un servidor, más jodida que el pupas, dijo que tocaba retirada, que hoy sería otro día y que hay que descansar que hoy tengo invitados en casa.

1 comentario:

Yuck dijo...

Eh, yo estoy muy hecho asco ya...y eso que no he aguantado ningun dia mas de las 5...